Foto: Alejandro MarinUn ataque artístico conquistó a la Biblioteca Alemana-Nicaragüense el día Jueves 16 de Julio del 2009: 30 años después los bombardeos de la Guardia Nacional en la etapa final de la lucha revolucionaria un grupo de jóvenes artistas y poetas nicaragüenses tomó sus armas interdisciplinarias (fotografía, performance, literatura, etc.) para enfrentarse con la historia de su país.

La actividad fue comandada por la FGD 135 – como el código que Stanley Kubrick orientó -, un plan de ataque masivo consistente en crear de cualquier espacio un espacio artístico e interactivo. Siguiente  artistas participaron: Carlos Sosa (Video), Cristiana Sandino y Bismark Martínez (Performance), Alejandro Marín (Fotografía), José Adiak Montoya (Literatura), Jilma Estrada (Performance), William Montano (Fotografía) y  Marcela Sandino (Poesía). Al final hubo una piñata nuclear. La mayoría de ellos conoce la revolución y el gobierno sandinista solamente de lo que cuentan sus familiares, de lo que ensayaron en la escuela o de sus recuerdos difusos de su niñez. Sin embargo un tema dominó las diversas contribuciones: La muerte como primera asociación con la revolución.

Foto: Alejandro MarinMás que 100 personas formaron el público de este espectáculo especial alrededor de los celebraciones nacionales del 30. aniversario de la revolución nicaragüense. Para la biblioteca el evento fue un éxito total: La amplia campaña en los medios del país (tele, prensa y radio) y la presencia de tanta gente joven significaron una publicidad importante del trabajo del proyecto. Además el evento ayudó en romper con la imagen común de bibliotecas como lugares aburridos y empolvados.

La realización de esta actividad contó con el apoyo del grupo Telefónica, que está estimulando la vida cultural en Nicaragua.

Anuncios