noviembre 2010


El bibliobús despide un  año más de servicio con  los niños y niñas en las escuelas de Nindiri, en la zona de la Laguna de Apoyo (Granada) y en Niquinohomo con una piñata y un pequeño cuento.

Hoy el Bibliobús no trae libros sino que caramelos. Al principio los niños regresan paciente los cuentos  que leen por última ves con el bibliobús en el año. Finalmente la piñata se cuelga. Pero todavía no es el tiempo para el espactáculo. En un gran circulo l@s estudiantes se reunen y escuchan  un cuento sobre una gallina cresta azul que olvida poner huevo porque lee libros de  piratas. Los niños se morian  de risa. Después se les realizaron dos preguntas sobre el cuento y se premio con libros a los ganadores.

Al fin, la señal de salida para la piñata. Con sus ojos vendados el primer niño comienza a pegarle a la colorida piñata. Risueños los compañeros de clase dan instrucciones: ¡Arriba! o ¡Abajo! Después de 20 minutos la piñata se rompe. Los niños se precipitan sobre los caramelos que se distribuyen sobre todo el campo.

Una pequeña fiesta lograda para los alumnos en su despedida del año escolar y la visitas del bibliobús. La pregunta es  ¿El bibliobús va a volver el proximo año?, afirmamos naturalmente .

Anuncios

Más de 50 personas se interesaron del idioma alemán y vinieron al primer encuentro para planear el horario.

“Guten Tag, wie heißt du?”, después del primer obstáculo de la pronunciación, el grupo de lunes conversó la primera vez en un pequeño dialogo de alemán. El interés al idioma es más grande de lo que pensé. La mayoría de las personas son estudiantes, que se interesan del idioma y saben que  “aprender” puede ser muy divertido.